“Petróleos Mexicanos (Pemex) no se corregirá en un año”, admitió Alejandro Gaytán González, titular de la unidad de planeación económica de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en su primera conferencia de prensa para presentar el reporte de finanzas y deuda pública del 2018.

 

Ante las reducciones de calificación que hizo Fitch Ratings a la petrolera, comentó que ya estaba considerado por los mercados, pues desde el año pasado la empresa productiva del estado enfrentaba una complicada situación financiera.

 

“Al día de ayer hubo un incremento de 22 puntos base en los bonos de Pemex a 10 años; sin embargo, hoy se revirtió en 18 puntos base. Para el gobierno federal no implicó un movimiento importante”, refirió. Recordó que la intención del nuevo gobierno es lograr un cambio estructural en Pemex, para ello, en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 se le aprobó una capitalización por 25,000 millones de pesos.

 

Además, apuntó que se aplicarán medidas de apoyo en las que se le inyectarán recursos que representarán un costo fiscal de 66,000 millones de pesos en seis años.

 

“Esta medida tendrá un costo fiscal de 11,000 millones de pesos adicionales cada año. Dicha medida es factible desde el punto de vista fiscal, además empieza a corregir un problema tributario de Pemex”.

 

Gaytán González aseguró que de cualquier forma siguen revisando cuál es la mejor estrategia para solucionar el problema de Pemex y tratar de evitar efectos en términos de la capacidad de financiamiento de la petrolera y del su costo financiero.

 

“Estamos trabajando junto con el consejo de administración de Pemex y con consejeros independientes para revisar cuáles son las verdaderas necesidades de inversión para poder restablecer la plataforma y con base a esas necesidades se tomarán nuevas medidas”.

 

Francisco Arias Vázquez, titular de política de ingresos tributarios abundó que estos apoyos a Pemex van orientadas a aliviar la carga fiscal que es bastante alta. “Una de las medidas es aumentar el límite de las deducciones de Pemex en los costos de exploración y producción; vamos a tomar como ejemplo los contratos que se hicieron en 2015 y 2018”.

 

Lo anterior se llevaría a cabo hasta 2024, los que libraría recursos a Pemex en inversión por 11,000 millones de pesos, remarcó.

 

Añadió que, Arturo Herrera formará parte del consejo de administración de Pemex en representación de Hacienda.

 

Pemex presiona finanzas públicas

 

El economista en jefe de Hacienda refirió que la situación de la deuda de Pemex creció durante varios años alcanzando los 100,000 millones de dólares, y ello generó una presión en las finanzas públicas del país.

 

A su parecer, la perspectiva que tienen de largo plazo, es principalmente resolver esta deuda y que siga contribuyendo a los ingresos presupuestarios del país.