La declaración anual de impuestos puede ser considerado un proceso burocrático que con solo pensarlo, provocaría dolor de cabeza. No te angusties,  ya existe una forma más práctica para que cumplas con el SAT.